Grana: “Militantes como Darío y Maxi fueron la cuna de este presente”


El presidente de bloque de diputados provinciales de NE destacó la responsabilidad del Eduardo Duhalde en la masacre de Avellaneda



"El presente que hoy vivimos, es posible gracias a la militancia de miles de compañeros como Darío y Maxi, que lucharon para hacer realidad sus anhelos de un país diferente: más justo, inclusivo, solidario y con oportunidades para todos y todas. Esos miles comenzaron a reescribir la historia de este presente, a luchar contra un modelo económico y social puesto en marcha por la última Dictadura. También por su lucha es posible este presente de transformación que encabeza Cristina Kirchner”, consideró el titular de la bancada de Nuevo Encuentro en la legislatura bonaerense, Adrián Grana, al cumplirse diez años de la Masacre de Avellaneda en la que fueron asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. 

El Frente Nuevo Encuentro junto a otras fuerzas políticas y sociales convocó a un acto por la Memoria, la Verdad y la Justicia al cumplirse diez años de la Masacre de Avellaneda, que se llevó a cabo  en el Microestadio de Racing Club de Avellaneda. Estuvieron presentes referentes y militantes de Nuevo Encuentro, Kolina, el Frente Transversal, la CTA, la Cámpora, el MTL; los movimientos Aníbal Verón, Martín Fierro y 8 de Octubre y la Corriente Peronista Descamisados, entre otros. 

“Gran parte del presente que vivimos se originó la lucha y la resistencia que protagonizaron militantes políticos y sociales como Darío y Maxi, quienes venían enfrentando desde el barrio los efectos del modelo económico y social neoliberal instalado por la dictadura y consagrado en Democracia por el menemismo”, recordó el legislador sabbatellista.

“Gracias a esas luchas de miles como Darío y Maxi, los argentinos pudimos reescribir el presente, pudimos torcerle el brazo a lo que el consenso neoliberal y las imposiciones del FMI nos ofrecían como única salida: un país en el que millones de trabajadores sobraban, un país subordinado a los intereses de una minoría. El proceso que inició en 2003 Néstor y continuó luego Cristina, permite que vivamos un presente de recuperación con más empleo, con la asignación universal, con jubilaciones mucho más dignas, con derechos humanos, con un Estado que está cada vez más presente para garantizar inclusión, justicia e igualdad”, evaluó el dirigente. 

Por último reclamó enjuiciar a los responsables políticos de la Masacre: “el reclamo de Justicia y Verdad por los asesinatos de Maxi y Darío cesará sólo cuando enfrente a la Justicia el principal responsable político de la masacre del 26 de junio de 2002: el ex presidente Duhalde, quien ocupaba el mayor cargo de Estado y en quien recae la responsabilidad de los hechos ocurridos”.